Estar en paz o tener razón: he ahí la cuestión

Estar en paz o tener razón: he ahí la cuestión

He decidido de manera unilateral conmigo misma, que voy a hacer como Berto Romero y Andreu Buenafuente en su programa Nadie sabe nada, y voy a empezar a crear secciones en mi blog.

Porque oye, es que hay algunos temas que dan para mucho.

Así que hoy, en mi sección COSAS QUE DIVIDEN AL MUNDO (a la cual pertenecerían mis posts Love yourself  y Has venido para ser feliz) traigo otra pregunta existencial donde las haya:

COLA CAO:  ¿CON GRUMOS O SIN GRUMOS?

O sea, ¿el clásico de toda la vida o el turbo ese que ni es Cola Cao ni es ná? (Ya se me ha visto a mí el plumero, I know)         

Puede parecer una cuestión banal y menor, pero te aseguro que se crea un debate de lo más interesante.

De hecho, hace poco la planteé en mi lugar de trabajo con unos compañeros mientras hacíamos el pertinente break para el café, y la conversación tomó inmediatamente otros derroteros.

Que si yo es que no tomo Cola Cao por el azúcar, que si es malíiiiiisimo, que si mejor el Mañocao dóndevaapararquehayquecomprarproductosdelatierra….

En fin, al final la cosa quedó en un empate técnico entre los que tomamos los grumos incluso a palo seco y a cucharadas (de esas que te dejan los dientes negros que pareces el cuñaoooooo) y los que no soportan los tropezones y prefieren todo más uniforme y más fácil de digerir.

Yo, no es por criticar, que a mí no me gusta nada hacerlo, bien lo sabe Dios y la Virgen del Visillo, pero qué sabrán estos de lo que es un buen Cola Cao. Qué atrevida es la ignorancia.

Bueno, y luego ya están los del Nesquik claro…

NO COMMENT

Pero en mi casa no entrará ese sucedáneo flojucho y sin gracia ¡hombre ya!

No quiero con esto que parezca que siempre se hace lo que yo digo, porque no es así ni por asomo…

Aunque un poco mandonica sí que soy, he de reconocerlo.

Que me gusta a mí manejar el cotarro, no lo voy a negar.

Que me gusta meterme en fregaos…ni lo afirmo ni lo desmiento.

Que escucho un tema que me hincha la vena como a la Patiño y ahí que voy, tirándome al barro….pudiera ser.

Y es que todo esto es parte de mi personalidad, qué le vamos a hacer. Justiciera, peleona, y otra serie de dudosas virtudes que, con el tiempo y una caña, estoy aprendiendo a moderar.

Porque chica, es que antes era oler una injusticia y tirarme a la yugular. Sin medir consecuencias. A lo kamikaze.

Aún recuerdo (cómo para olvidarlo) aquella vez que me despidieron de un trabajo por sacar la cara y defender a un compañero al que estaban haciendo mobbing. Vamos, lo que viene siendo un acoso laboral de libro.

Eso sí, antes de presentarme la carta de despido, intentaron convencerme amablemente, encerrada en un despacho con tres abogados, de que todo eso que yo creía haber visto, en realidad solo estaba en mi mente …

¿Recuerdas la famosa frase del mago Anthony Blake?

Y recuerden, todo lo que han visto ha sido producto de su imaginación, no le den más vueltas, no tiene sentido

Pues eso más o menos. Y yo les mandé básicamente a escaparrar. Y fui fulminantemente despedida, of course.

Pero testifiqué en el juicio. Y mi compañero lo ganó.

Y, por supuesto, lo volvería a hacer.

Porque seguiré defendiendo lo que para mí es justo, solo que, ahora, decido elegir mis batallas. Por mí y por mi tranquilidad mental y emocional.

Así que, aquí te dejo un consejo de despeinada por si quieres quedártelo:

Pero que conste que en el tema del Cola Cao ¡no me bajo del burro! 😜

¡Feliz día despeinad@!

PD: Si te apetece comentar algo me encantará leerlo!

Últimos Posts

14 Comments Hide Comments

Yo es que era más de VIT Cacao (que era de ColaCao) ¿os acordáis de él?

Me ha gustado el post.

Aunque a veces, tener paz cueste más que lo que valen los recambios de las cuchillas de afeitar, merece la pena con según que situaciones o personas.

Ostras Marco, no me acuerdo del VIT…será la diferencia de edad 😂😂😂
Y sí, a veces tener paz cuesta lo suyo…pero compensa! 😘

Así es querida. No es necesario convencer a nadie de la razón de cada uno. Si tu sabes que estás haciendo lo correcto, para mí es lo que prima. TENER PAZ.
Tú muy valiente has sido, genio y figura, hasta la sepultura. 😘😘

El mañocao no está nada mal y además , damos trabajo a los de casa.
Yo tampoco distingo entre ser cobarde o tener paz interior, pero es verdad que el desgaste diario enseña a tomarse las cosas de otra forma.

Eso de elegir las batallas lo aprendí hace poco pero aún me cuesta y a veces no sé cuál es la diferencia entre tener paz y ser cobarde. Lo que está claro es que practicando eso, he ahorrado mucha energía que he podido dedicar a cosas que realmente me importan.

Es una fina línea pero yo creo que la clave está en ser coherente con uno mismo y sentirse bien elijas una cosa u otra en cada momento. Y totalmente de acuerdo con lo del ahorro de energía, ¡es uno de los mayores beneficios que obtienes! 😘

Cola cao con grumos de toda la vida. Y bueno, lo de tener paz o tener razón, todavía lo tengo que aprender así que me preparo para mi fulminante despido porque hay cosas de las que yo tampoco me bajo del burro.

Eres de los míos con el cola cao jeje. Y bueno, respecto a esa batalla si eliges pelearla….¡pues ánimo y a por ellos, que son pocos y cobardes! 😜

Escribe tu comentario