Una maldita hora

Una maldita hora

Hoy, en mi sección “Cosas que dividen al mundo”, he decidido abordar un tema un poco peliagudo por las veces que he sufrido los daños colaterales del asunto en propias carnes, y por los efectos emocionales causados por el mismo.

¡Pero vamos al lío! 💪

La distinción a debatir esta semana va a ser:

PERSONAS PUNTUALES vs PERSONAS IMPUNTUALES

Seguro que nada más leerlo ya te has posicionado en uno de los lados ¿verdad?

Y es que no hay tu tía, o eres de los unos o eres de los otros. Y, por normal general, no hay término medio.

Por lo que te vengo contando sobre mí a lo largo de los casi cien posts que llevo ya escritos – que se dice pronto, pero no sé cómo mi cabecica, que está cada vez peor de lo suyo, da para tanto – ¿podrías adivinar de qué lado estoy yo?

¡Efectiviwonder! (I know, esta expresión es viejuna a más no poder, pero los de mi generación habréis esbozado un amago de sonrisa, y yo me debo a mis followers 🤗)

A lo que íbamos, yo…

SOY DE LAS PUNTUALES A MÁS NO PODER

Pero no puntual de las que llegan a la hora, o sea, o’clock, como dirían los ingleses, no. De las que llegan media hora antes según a qué sitios.

Con los años y un duro e intenso trabajo personal he conseguido rebajar ese nivel de exigencia respecto a la puntualidad, cosa que agradezco tanto yo como toda esa lista de amigos impuntuales que han sufrido mis ataques de ira descontrolada por su tardanza crónica 😤

Por ejemplo, mi amiga Cris quien, como ya relaté en mi post En la riqueza y en la pobreza, todavía recordará aquel sábado del año catapún, cuando aún éramos unas pipiolas de veinte años y yo la esperaba en la esquina de Muebles Rey (un lugar tan típico para nuestras quedadas como los cañones del Corte Inglés aquí en Zaragoza) y ella, en su línea habitual, digamos que llegó algo tarde…

Algo tarde es un período de tiempo indefinido entre cinco minutos y el infinito. En su caso fue UNA MALDITA HORA. Si quieres saber cuál fue mi reacción pásate por ese post y encontrarás todo lujo de detalles.

Tengo que decir que, en mi caso estoy convencida de que hay un componente genético en esto de la puntualidad, no lo voy a negar. Porque quedar con mis padres es hacerte a la idea de que si has quedado a y media, a y diez probablemente ya te estén esperando arregladicos, peinadicos, meadicos y todos los «icos» que sea menester.

Con estos antecedentes, ¿cómo va a salir la hija por Dios? Pues como en todo, o rebotada o a imagen y semejanza. Y en esto, he salido a ellos.

De hecho, si me estás leyendo y eres de las mías, me entenderás cuando te digo que si voy en el bus y veo que voy a llegar dos minutos tarde ya estoy nerviosa perdida, y no puedo evitar el impulso visceral de enviar un mensaje a la otra persona avisando de que no llego a la hora.

Que si eres de las OTRAS, pensarás, ya ves tú, dos minutos, ¡si eso es casi llegar con tiempo de sobras!

Pues no, lista. Una persona puntual sufre mucho con estas cosas 😫

Y ya no te digo si voy de viaje y voy a volar con alguna compañía tipo Ryanair y sin Priority Boarding (o sea, sin embarque preferente). En cuanto la azafata hace amago de colocarse en su mostrador ya me tienes a mí, rauda y veloz, colocándome en la fila, no vaya a ser que me quede la última.

Que si luego tengo que esperar más de media hora de pie porque ha sido falsa alarma y aún no llaman para embarcar, pues oye, espero. Pero ahí estoy yo ya colocadica por si las moscas.

En fin…que es muy dura la vida de una persona puntual cuando tiene que convivir con otras muchas que no lo son.

Y por eso, es tan importante aprender a ser más flexible con las circunstancias y, sobre todo, con aquello que no podemos controlar.

¿Depende de mí que mi amiga Cris llegue alguna vez a su hora cuando quedamos? Evidentemente, no.

¿Me puedo enfadar y me puede molestar tener que esperarla? Evidentemente, sí.

Pero, y aquí viene lo bueno…¿me merece la pena? ¿qué gano yo cabreándome como una mona? ¿a quién perjudica? Evidentemente, solo a mí.

Así que, yo elijo 😉

¡Feliz día despeinad@! 😍

PD: Si te apetece comentar algo ¡me encantará leerlo!

Últimos Posts

Escribe tu comentario