Cosas que dividen al mundo

Cosas que dividen al mundo

Una vez más voy a utilizar uno de mis recursos habituales a la hora de escribir posts: el uso de las secciones.

Y hoy le toca a mi sección: COSAS QUE DIVIDEN AL MUNDO.

(Creo que en algún momento haré un recopilatorio de todos los artículos que incluye la susodicha… De momento te dejo estos links por si quieres echar un vistazo ya que estás: Love yourself, Has venido para ser feliz y Estar en paz o tener razón: he ahí la cuestión).

La gran pregunta de esta semana es:

¿GENTE QUE HABLA DEMASIADO RÁPIDO O GENTE QUE TARDA UN VERANO?

La respuesta es de doble vía…

A – Por un lado sería conveniente saber si tú eres de los unos o de los otros.

B – Y por otro lado, qué clase de gente prefieres en tu vida.

No está comprobado que tus preferencias en la cuestión B dependan de tu respuesta en la cuestión A. Pero, personalmente y por propia experiencia, creo que van de la mano.

Yo hablo muy rápido. Demasiado rápido. Siempre me lo ha dicho mi madre, que no se me entendía, que relajara…🙌

Si supiera inglés la mujer me habría pedido:

Slowly, please!

Y el caso es que yo nunca le he echado cuenta, qué exagerada, pensaba yo, será problema suyo que no me escucha.

Hasta que mi marido también empezó a decirme que muchas veces no vocalizaba y era difícil entenderme. Eso ya es un problema mayor, porque una cosa es hablar deprisa y otra parecer borracha.

Pero yo seguía pensando que el problema era de los demás, que no ponían atención. Hasta que me escuché en audios.

Benditos audios de wassap, invento del demonio (lo sé, es incongruente mentar en la misma frase “benditos” y “demonio”).

Vale que a nadie nos gusta nuestra voz cuando nos escuchamos. Reconócelo, tú también mandas un audio y después lo escuchas… ¡craso error! Pero es que ni yo misma acertaba a descifrar algunas palabras de mis mensajes.

Y ahí me decidí a poner remedio, haciendo un ejercicio de contención (o intentándolo al menos) de mi velocidad oral.

Aun así, a mí dame gente que hable a mil revoluciones. Personas como Víctor Küppers, Emilio Duró, que me mantienen despierta y atenta para no perderme ninguna de sus palabras. Que me transmiten energía y un chute de adrenalina 💪💪💪

Yo es que con las otras me duermo, I am sorry. Me dan ganas de sacudirlas y decirles: ¡¡¡aceleraaaaaaaaaaaaa!!! Me pongo nerviosa, me impaciento y me quiero ir de allí. Y si es en un vídeo no aguanto ni dos segundos.

Pero, evidentemente, para gustos colores. Soy consciente de que, a muchas personas, la gente como yo les estresa. Y que prefieren mil veces el discurso calmado y pausado que les transmita relax.

Y por eso tiene que haber de todo. Por eso cada uno transmitimos cosas distintas. Unos energía, fuerza, motivación. Otros tranquilidad, paz, armonía 🙏

Y, dependiendo del momento vital en el que te encuentres, necesitas más dosis de una cosa u otra. Que, incluso a mí me viene bien de vez en cuando alguien que me calme y me haga parar.

Que me ayude a volver al momento presente, a conectar conmigo misma aunque sean cinco minutos, a frenar la agotadora lavadora mental.

Y tú, ¿qué necesitas en este momento de tu vida? 🤗

¡Feliz día, despeinad@! 😘

PD: Si te apetece comentar algo ¡me encantará leerlo!

Últimos Posts

8 Comments Hide Comments

Buenisimo 🤣🤣 me pasa exactamente lo mismo. Cuando quiero contar algo y estoy algo emocionada o nerviosa hablo demasiado rápido y sin vocalizar pero no me doy ni cuenta. 🤦🏻‍♀️🤦🏻‍♀️. Hasta que me dicen, frena. 🤣🤣.
También me pone muy nerviosa la gente que habla lento y se enrolla demasiado. Para contar algo me cuentan detalle por detalle, y yo pienso: resumen, vamos al grano 🤣🤣🤦🏻‍♀️🤦🏻‍♀️🤦🏻‍♀️de los nervios me ponen. Jajaja.

Jajaja sí sí, es que las que somos nerviosas ya de por sí muchas veces no somos conscientes del grado de aceleramiento que llevamos! Ayer mismo me lo decía un compañero, que lo estresaba hablando y que él necesitaba más tiempo para pensar y para expresarse…qué se le va a hacer, ¡tiene que haber de todo! 😜

Buen artículo.

Como te comenté por IG, uno de mis retos veintiuneros es el aprender a detectar y regular mi vibra emocional, para conectarme con personas y situaciones en esa onda.

Como siempre, por la vibras o por las redes sociales (o la suma de ambas), me llegó el otro día, lo que andaba buscando. En Youtube me apareció un vídeo de Pilar Sosa. Muy de nuestro estilo coach, aunque ella no se considera coach.

Te dejo el enlace a su canal:

https://www.youtube.com/channel/UC20unOXbTTNY6uoPoL9MTBw

Da consejos, pero no te lo pinta de bonito. Sabe tocar por dentro como Clarita.

Un abrazo.

Querida amiga. En el momento presente, me siento súper identificada con lo que dices. Tengo tanta energía que necesito parar la cabeza, y ya te diré porque 😏. Así estoy yo ahora, como una auténtica lavadora mental. 😘😘😘

Ja ja…. Prefiero claro y al grano… Nada de rodeos… Me pone nerviosa… Sobre todo cuando voy a mil revoluciones y viene alguien y te cuenta algo con mucha calma…. Brrrr…. Dan ganas de darle un empujoncillo a ver si va más rápido , ja, ja.. Pero cierto, que hay siempre algún momento que sienta muy bien hablar con alguien despacio y pausado. Es como que te despiertan y reseteas, ji ji

Totalmente de acuerdo jajaja, a mí me dan ganas de ponerles a doble velocidad como en los vídeos de Youtube! Eso será porque eres igual de nerviosa que yo…parar un poco tampoco nos viene mal! Un besazo 😘

Escribe tu comentario