Gracias a la vida

Gracias a la vida

🎶🎶 Gracias a la vida que me ha dado tanto

Me ha dado la risa y me ha dado el llanto 

Así yo distingo dicha de quebranto 

Los dos materiales, que forman mi canto 

Y el canto de ustedes que es el mismo canto 

Y el canto de todos que es mi propio canto 

Gracias a la vida, gracias a la vida 

Gracias a la vida, gracias a la vida 🎶🎶

(Violeta Parra)

Si me vienes siguiendo a estas alturas ya habrás comprobado que tengo una gran vena musical.

Entiéndase por este concepto simplemente que la música es parte importante de mi día a día… vamos, que me gusta llenarlos de momentos musicales, y de hecho identifico muchos momentos de mi vida con canciones concretas.

Sí, soy de esas que sabe de qué año es una canción por la edad que yo tenía y mi momento vital. Y lo peor es cuando echas cuentas y acabas diciendo:

«Esta canción tiene 20 años»

Lo mismito que cuando le dices al hijo de una amiga:

«Qué mayor estás, y pensar que yo te he visto nacer…»

En ese instante te haces consciente de tu edad. Buff, ¡que escalofríos y sudores fríos te entran!

Sé que si eres cuarentañero te sentirás identificado…😜

Como decía, mi vena musical termina ahí, no es que sea ninguna virtuosa del canto ni de tocar ningún instrumento.

Porque de eso rien de rien.

Y mira que tengo genes para haber heredado algo de talento musical…

Mi abuelo tocaba el piano y dirigía un coro, y mi madre tiene un chorro de voz que ni te cuento, canta como los ángeles.

Y yo…pues bueno, digamos que no parezco Kiko Rivera cantando «Quítate el top» pero el don propiamente dicho no lo tengo, qué le vamos a hacer.

Menos mal que esta carencia queda compensada en la familia con mi cuñadica Mª Paz , que da gloria oírla, que tan pronto te canta una jotica y te gana un premio como lo da todo con su Grupo Musical La Troba.

Qué salaos y qué majos son en este grupico…son únicos animando una fiesta. Si no los conoces aún te dejo un enlace para que los veas.

No, no estás viendo doble ni triple aunque te lo parezca, es que son un montón, sí 😂😂😂

Pero aun sin tener ese talento musical, una hace lo que puede oye.

Mi coche puede dar fe de ello que es testigo mudo y mártir de mis berridos y mis movimientos de cadera hasta donde da de sí el cinturón de seguridad. Mi coche y mi marido el pobre que siempre lleva una copiloto cantarina.

Porque eso sí, yo cuando canto lo doy todo. Es pa verme.

Cuando era joven (bueno, más joven que aún estoy en la flor de la vida 🌺) intenté aprender a tocar la guitarra. Mi objetivo básicamente era poder tocar las canciones de moda y fardar, porque entonces la que tocaba la guitarra en el colegio era la guay.

Pero, ¡ay amigo!. Eso suponía aprender primero solfeo…y no había cosa más aburrida y tediosa que las corcheas, semicorcheas y compañía 🎼

Así que, después de un tiempo prudencial, desistí de mi empeño una vez que ya había aprendido 4 acordes y eran suficientes para tocar las melodías del cancionero escolar.

Ahora, no vayas a pensar que porque no ha sido bendecida con ese don estoy frustrada ¿eh?

¿Qué me encantaría tener una pedazo de voz? Pues sí.

¿Qué ya puestos y para conseguir el pack completo, no estaría mal llevar el ritmo en el cuerpo y bailar como J.Lo? Pues también. 💃

Pero todo no se puede tener. La perfección no existe.

Y yo tengo otras virtudes que mostrar al mundo, claro que sí 💪💪💪

Y tú también. Aunque no lo sepas. Aunque todavía no las hayas descubierto.

Y es que todos, absolutamente todos tenemos nuestras fortalezas. Muchas veces las puñeteras están ahí escondidas, cual topo en madriguera.

Cuando era pequeñita y como ya pudiste comprobar en mi anterior post Ser feliz siendo uno mismo, me gustaba mucho dibujar. No solo cómics, sino láminas a lápiz o carboncillo o utilizando las famosas temperas que se llevaban en aquellos tiempos.

Mi madre siempre cuenta que con 5 años me presenté a un concurso de dibujo en el colegio. Estuve durante semanas ensayando en casa un payaso a todo color, repitiéndolo una y otra vez para poder dibujarlo de memoria el día del concurso.

No gané, pero crearon un premio especial para mí por ser la concursante más pequeña y la calidad de mi trabajo. Y lo había conseguido por tenacidad y perseverancia, esfuerzo y trabajo…algo que me inculcaron desde bien pequeñita.

Pero después vas creciendo y dejas de dibujar….nunca deberíamos dejar de dibujar. Lo hagamos mejor o peor es una forma de expresarnos que utilizamos libremente de niños y que conforme vamos creciendo abandonamos desde el momento en que nos empiezan a importar los juicios de los demás.

Y ahí se termina nuestra prometedora carrera creativa.

Hace unos años me quedé una temporada en paro y como una no puede parar quieta decidí apuntarme a clases de pintura y retomar la afición.

Pero tengo que reconocer que me asaltaron algunas dudas y miedos.

¿Se me dará bien? ¿Seré capaz de seguir dibujando en condiciones? ¿Realmente tengo esa capacidad?

Sí amigos, la inseguridad se hizo presente.

El miedo a «no ser lo suficientemente buena».

Es la parte de 1 perfeccionista heredada de mi familia materna, según la cual hay que buscar la perfección a todos los niveles de tu vida.

Y descubrí varias cosas: que no solo me apasionaba pintar sino que no se me daba nada mal y era un talento dormido durante muchos años.

Os dejo una humilde muestra de mi trabajo que ahora mismo decora mi salón.

Doy gracias por haber podido retomar algo que me da tantas satisfacciones.

Y doy gracias por todos aquellos otros dones, descubiertos ya o no que seguro tengo en mi interior.

Y doy gracias por tener cada día la oportunidad de conocer  a personas que me aportan tantas cosas en mi vida y que consiguen sacar lo mejor de mi, eso que ni yo sé que guardo.

Y doy gracias a la vida, sin más…..

¡Se me ocurren tantas cosas por las que dar las gracias!

Y tú, ¿ya has dado las gracias hoy? 😉

Si no sabes por dónde empezar yo te comparto un reto que me propusieron estas navidades en un lugar maravilloso que se llama El Rincón de las Palabras Compartidas

¿No te parece un nombre maravilloso? A mí también, creo que no lo podrían haber elegido mejor. E igual de maravillosas son sus creadoras Mamen y Marta 😍

Si queréis saber más de este rincón podéis seguirlas en facebook: Rincón de las palabras compartidas

El reto consiste en poner un bote (a ser posible grande que es para todo el año) y todos los días al irte a dormir escribir un motivo por el que te sientas agradecido.

Al final de año saca todos los papelitos y podrás comprobar lo afortunado que eres.

Yo tengo el mío en la mesilla de noche…llevo solo dos meses y ya va así ➥

Así que creo que me tendré que agenciar uno más grande.

¿Te apuntas al reto?

Recuerda, siempre hay motivos para dar las gracias.

Y yo aprovecho y te digo:

GRACIAS POR ESTAR AHÍ UN POST MÁS 😊

¡Feliz días despeinad@s!

PD. Si te ha gustado este post ¿me dejas un comentario?

También puedes suscribirte o seguirme para no perderte ninguno de mis posts 😋

Últimos Posts

14 Comments Hide Comments

Muchas gracias Gema por mencionar el "Rincón de las Palabras Compartidas" en tu post y, sobre todo, por compartir nuestro reto del bote de la felicidad o la gratitud. ¡Ojala más y más personas se vayan sumando a esta iniciativa! Sin duda, aprender a mirar el mundo con el foco puesto en aquello que podemos agradecer cada día, nos hace disfrutar mucho más de la vida, de cada instante,y si además lo guardamos anotadito en nuestro bote … ¡abrirlo es como regalarnos un tesoro de hermosos momentos que rescatamos del olvido! Animo con tu reto particular y a llenar los botes que haga falta. Tu ya estás anotada en el mio. Un abrazo <3

Gracias a vosotras por haberme invitado el primer día y por darnos la oportunidad a todos los que tenemos la suerte de encontraros de proponernos nuevos retos y compartir experiencias tan enriquecedoras. ¡También estáis anotadas en mi bote! 😍

Benditas virtudes..y bendito el dibujo. No me fue mal la última vez que me puse en serio con él 😉. Y tampoco las tenia todas conmigo, ni mucho menos.
Gracias -a TI- por el blog y sigue asi. Te estás ganando una caricatura…😂

Apuntada al reto, preciosa iniciativa. Gracias Gema, además de alegrarnos la vida nos haces avanzar por ella. Cada día me despeino más si es posible. Besossss

Como bien dices hay que AVANZAR CON UNA SONRISA. Buscar lo que nos hace felices y superar zancadillas y obstáculos. El reto es una bonita manera de mirar lo bueno de atrás para afrontar con fuerza lo que viene. Gracias por hacer que nos demos cuenta de cosas que sin ti pasarían desapercibidas. Oscar

Una buena propuesta y un buen ejercicio para entrenar el cerebro y tratar de que los pensamientos vayan en la misma dirección. Me apunto al reto. Eres ingeniosa y creativa. No cambies nunca. 😚

¡Enhorabuena por apuntarte al reto! Como bien dices es un entrenamiento genial para la mente, inconscientemente se habitúa al agradecimiento por sistema y no a la queja, algo que me parece súper importante y sobretodo sano. Un beso y muchas gracias por el comentario. 😘

Genial como siempre !! Yo también doy gracias todos los días por las cosas buenas que tengo en mi vida , mis hijos, mi familia , mis amigos , un trabajo que me encanta 😊 y la posibilidad que me da cada día de conocer gente tan maravillosa como tú !!! Gracias a la vida que me ha dado tanto …seguramente nada que no merezca , que no merezcamos !! 😜😉😘

Escribe tu comentario