Quédate con quien te haga sonreír

Quédate con quien te haga sonreír

Hace poco me surgió una duda existencial. Pero no de esas que tienen que ver con el fin del mundo, a dónde vamos, de dónde venimos, etc…No no. Una duda importante de verdad, esencial donde las haya. 

Ahí va:

¿En qué momento se considera que un jersey de invierno tiene suficientes pelotillas para jubilarlo???

Quiero decir, sé que si parece un plástico de esos de embalar con burbujas está claro que hay que retirarlo de tu armario.

Pero ¿dónde está el límite?. ¿Qué tanto por cierto de la superficie «jerseril» se considera que puede estar afectada por las susodichas pelotillas sin que la gente te mire con conmiseración y lastimica? Incluso diría más, ¿vergüenza ajena? ?

Apuesto a que no sabrías decirme. Porque claro tienes ese jersey que te encanta. Y de un invierno a otro detectas un crecimiento paranormal de esas invasoras. 

Y haces lo que el común de los mortales.

¿Que no sabes a qué me refiero?

Pues al truco del almendruco,o sea, pasarle una cuchilla de afeitar con mucho cuidado hija, que pareces nueva.

Y oye, te queda fino fino. Como nuevo. Listo para otro round. Pero claro el round es corto. Porque ya está con un pie aquí y otro en el contenedor. 

Pero tú te engañas y lo sigues llevando otra temporada. Hasta que ves a alguien con un jersey en un estado similar y te das de bruces con la cruda realidad. Que ya no da pá más. Y con mucho dolor te deshaces finalmente de él….ley de vida se llama.

Eso, o hacerle caso a Marie Kondo, claro.

¿Que no sabes quién es Marie Kondo? ?

Tú no estás en este mundo…¡pero si le han hecho hasta un programa en Netflix! Necesitas un updating urgentemente.

Esta chica es una gurú del orden que ha escrito varios libros y está triunfando con sus consejos sobre cómo tener tu casa como los chorros del oro en cuanto a organización se refiere.

Bueno, pues con los jerseys puedes probar lo que ella aconseja con las bragas: tener solo una para cada día de la semana, cosa que le entusiasmó a mi amiga Mauri, que parece ser que lo puso en práctica y al hacerlo sintió una liberación que ni la orca Willy o Nino Bravo cantando:

«Libreeee, como el sol cuando amanece yo soy libreeee, como el mar….»

Yo personalmente veo inviable tener solo una para cada día, porque no voy a entrar en detalles, pero hay bragas y bragas. Para ocasiones distintas. Incluso tienes alguna para la que nunca llega la dichosa ocasión. Pero ahí están, en tu universo lencero. O sea que al final, siempre hay más de siete.

Lo siento Marie Kondo pero yo por ahí no paso. 

¿Y si resulta que te pones malísima de la muerte y tiene que venir el médico a casa a verte? ¿Y te pilla sin las bragas y sin el pijama especial de «porsiteponesenferma«? ?

Hombre por Dios, que es de primero de educación de madre, tener siempre ropa limpia (muda incluida) y de buen ver por si te ves en esa circunstancia.

Que esta chica se quiere cargar tradiciones antiquisisisisimas!!!! 

Y luego está eso que dice de quedarte solo con la ropa que te hace feliz. Qué lista es la tía. Pero si eso vale para todo.

Para ropa, para lugares, para trabajos…y para personas, sobretodo para personas. Que ya lo explica muy bien mi querida Virginia Silence en su post: Marie Kondo: organiza tu pandilla (lectura indispensable).

Porque si estar con alguien te provoca más tristeza que sonrisas…¿de verdad te compensa?. ¿De verdad te estás valorando suficiente y eres consciente de lo que realmente mereces?

Y no será «culpa» de la otra persona «por no hacerte feliz». No será culpa de nadie, pero será momento de responsabilizarte y reflexionar acerca de porqué atraes ciertas cosas y personas a tu vida.

Recuerda que lo que proyectas atraes. Y si inconscientemente crees que no mereces nada mejor, eso encontrarás.

Entonces verás que esa persona solo estaba ahí para mostrártelo y podrás darle las gracias por haber sido parte de tu camino.

Y así poder cambiar aquello que sea necesario para poder empezar a atraer algo distinto.

¡Y después quédate con quien te haga sonreír, porque te lo mereces! ?

¡Feliz día despeinad@s!

PD: Si te apetece comentar algo me encantará leerlo! ?

Últimos Posts

14 Comments Hide Comments

Yo también soy de las de pasarle la cuchillita al jersey. y creo que soy la única en el mundo que no se ha molestado a ver a la Kondo, ni pienso. Porque eso de que tengo que tener solamente 30 libros…. no va conmigo, lo lleva claro! Mis tesoros…. jajajajaja

En cuanto a las bragas.. totalmente de acuerdo también. Yo suelo comprar conjuntos por si pasa algo, que no puede venir el señor doctor y llevar la braga negra y el sujetador blanco hombreya!
Pero evidentemente también tengo de esas que ya están zarrapastrosas que te las pones cuando tienes la regla porque te sujetan más la tripa y blablabla ( que de puñetas estamos todos llenos ehhh?)

Como siempre, un placer leerte
Un beso

Jajaja el otro día había un debate súper divertido en twitter sobre las bragas que reservamos para "esos días"…y sí, ¡todas lo hacemos!. Lo de los libros me he enterado por vuestros comentarios pero a Dios pongo por testigo que yo tampoco pienso deshacerme de ellos!!!

Un besazo!?

¡Y te la perdiste diciéndole a uno que elija con que libros se queda!
Parece ser que con treinta tendríamos que tener suficiente.

Aunque me cae un poco mal, usé su truco para encartar las remeras y funciona.
¡Qué bronca!

Jajaja! La verdad es que lo que he puesto es lo que he oído y me han contado, porque estas Navidades le regalamos su libro La magia del orden a mi suegra…y entre ella y mi cuñada me han puesto al día. Y todo hay que decirlo, discrepamos de muchas cosas pero alguna buena debe de tener!

¡Gracias por pasarte a comentar! 🙂

Ains, tengo yo un jersey… Que se le separado la gomilla de la manga, y ahí voy asomando un pulgar por la ¿puñeta? (creo que se llama así).
Respecto a las bragas… Yo necesito dos diarias, la oficial y la de los 'porsi' (en el bolso, jajajaja, que se me escapan los orines si me río y me niego a usar compresas, creo que ya no hay retorno desde ese punto).
Muchísimas gracias por la mención, corazón!!
Un abrazote enorme.

Uy es que los porsi son todo un temazo…un hit diría yo! No vamos a profundizar en el tema bragas pero daría para una enciclopedia, esta Marie nos está quitando la vida jajaja.

Un besazo y gracias por el comentario! ?

Desde luego,todos pasamos por momentos así con la ropa,con los lugares,con las personas y con mil cosas de este mundo pero como siempre digo es mas fácil decirlo que hacerlo porque no siempre podemos tener todo bajo control … jajaja

¡Buen post! Me lo e pasado muy bien leyéndote 🙂

Me alegro de que te lo hayas pasado bien! Y sí, es algo muy común, a veces hay que pasar la cuchilla no solo a los jerseys…jajaja.

¡Gracias por comentar! ?

Escribe tu comentario