¡Sal ahí fuera!

¡Sal ahí fuera!

Hace unos días fue mi cumpleaños. 45 añazos me han caído. Ahí es nada.

Ahora es cuando tú me dices: pero muy bien llevados. Y yo me vengo arriba 💃

Fuera bromas, para mí es una edad estupenda. A pesar de la rima, que nos conocemos.

Podría estar perfectamente en la mitad de mi vida. Porque yo me imagino siendo una abuelita adorable de 90 años, llena de energía, de vitalidad y dando mucho qué hablar todavía.

Y con el pelo verde (para entender el porqué de este anhelo tan peculiar puedes leer mi post No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy). O azul. O arcoiris. Bueno, como me salga del chirigüiri que para algo me habré ganado el derecho de ponerme el mundo por montera y desafíar al qué dirán, a la gravedad, y si me apuras hasta a la muerte.

Y estaré tan contenta o más que esta ancianita con su nuevo look.

Porque yo con 90 años estaré fit, fit.

Lo que viene siendo traducido al español, toda buenorra. Y con carnes prietas. ¿Que no te lo crees?. ¡Te reto a mantenerte vivo para verlo!

Mis stories van a petarlo en Instagram, te lo digo yo 😂😂😂

Bueno, stories o lo que se lleve en ese momento, que las tecnologías cambian a una velocidad que es imposible mantenerse updated. Que a lo que tú vas, ellas ya vienen de hacer un maratón. Qué barbaridad.

Prometo estar al día para poder seguir siendo la influencer en la que me voy a convertir en breves….¿qué aún no me sigues?. Lo que te estás perdiendo. Súbete al carro ahora que mi exitosa y prometedora carrera todavía está despegando, que luego la fama se me subirá a la cabeza y si te he visto no me acuerdo 🤣

Todo eso llegará (o no, pero yo #meestoyhaciendoilusionesymeestánquedandopreciosas que diría La Vecina Rubia) y mientras procuro disfrutar de mis 40 y tantos con mucha intensidad.

Y ni crisis ni leches. Esas las tuve todas de adolescente cuando buscaba sentido a mi existencia entre dudas metafísicas, luchando contra todo lo que sonara a imposición y pensando que algún día iba a morir por algún amor no correspondido.

Aunque una cosa te digo, las crisis son maravillosas. Y aquí tú me dirás, ¿maravillosas de qué loca de la vida?

Ese no saber qué hacer con tus circunstancias, esa desazón del sinvivir, ese sentimiento de desubicación profunda en el mundo que te rodea….lo más, vamos. Tan apasionante como comer pimientos del Padrón y que te toque el que pica como un condenado. Y además te pille sin Almax.

Ayyy amiga! Todo eso es verdad, sí, no te lo voy a negar. Pero ¿y si le damos la vuelta a la tortilla? ¿Y si en vez de verlo como un agujero negro (aquí debo hacer mención especial a mi compañera Bea, especialista en black holes), lo ves como una oportunidad de cambio?

Oportunidad de tomar decisiones, de reinvención, de renacer, de dejar atrás por fin lo que te aporta e ir a por lo que realmente te hace feliz.

Y es que muchas veces necesitamos un meneo, una patada en el culo que nos haga saltar al vacío y nos impulse a dar un giro radical. Que la chaise-longue de casa está muy bien ¿eh?. Y te abduce como un aspirador hasta coger la forma de tu cuerpo serrano.

Pero nadie va a venir a buscarte a tu sofá para ofrecerte la oportunidad de tu vida. Así que…

¡Sal ahí fuera!

Y ve a por eso que te apasiona. Te está esperando en algún lugar, solo tienes que empezar a caminar y la meta aparecerá.

¡Feliz vida!!!! 🤗

PD: Si te apetece comentar algo me encantará leerlo!

Últimos Posts

6 Comments Hide Comments

¡Hola Marian!

Muchísimas gracias por tu comentario y sobre todo por querer seguir despeinándote conmigo, cada vez seremos más despeinadas jaja.

Ojalá dentro de poquito puedas estar leyendo y reseñando mi libro…jeje.

Un besazo! 😍😘

Oye, ¿le has dado un cambio de look al blog?
Y me dirás, yo hago lo que me sale chirigüiri, ajajajaja, a ti, qué te importa, cansina. Y con razón.
Ay, amiga cuarenteña estupendorra, qué sería de nuestras sobremesas, vida social (y existencia misma) sin el Almax…
Ah, y yo me quedo, aunque sea a regar las plantas (o seguir a la abuela más molona y colorida de Instagram). Pero sobretodo, porque la vida es maravillosa… Y fuera es donde pasan las cosas chachis, así que sí, sal ahí fuera y cómete el mundo, camina sobre cristales, ponte el pelo de colores… ¡Vive!!

Síiiiiiiii, me he hecho más "pofesional" y he dado el salto a web con dominio propio y todo…jajaja.
Me apunto a tu filosofía (que por otro lado es la mía con lo cual está fácil jaja), de salir ahí fuera y vivir intensamente, en colores, y no en blanco y negro!
Un besazo y gracias por comentar😘

Muy bueno o lo que es lo mismo…¡espectacular! Y además no solo eso sino que doy fe a todo lo leído, 90 añazos, buenorra, pelo verde, con artrosis en todo el cuerpo menos en la mano que tendrá ya la forma del móvil (influencer máxima) el testamento en la nube y cobrando la pensión por Pay.

Ahora en serio, me considero de los que me absorbe el chaise- llegue y totalmente de acuerdo en que soy un árbol con muy buenas raíces pero que necesita ser trasplantado (vamos, que necesito movimiento).

Usease, que pego el salto del sofá y me animo a DESPEINARME!!! 😀

Oléeeee! Eso es lo mejor que podía oír, que te animas a moverte y saltar del sofá como un despeinado más! Y yo que esté para verlo….😘😘😘

Escribe tu comentario